MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Movistar Prosegur Alarmas, la joint venture de Telefónica y Prosegur en el mercado de las alarmas, cerró 2022 con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 82 millones de euros, un 24,1% más que en el ejercicio anterior, cuando la cifra ascendió a 66 millones de euros.

Así lo comunicaron este jueves el nuevo consejero delegado de la compañía, Diego Torrico, y el director comercial, Fernando Saldaña, en la presentación de resultados de negocio de 2022, donde avanzaron que su base de clientes se ha duplicado desde la puesta en marcha de la joint venture: de los 209.000 usuarios que tenía solo Prosegur en 2019 hasta los 445.000 actuales.

La alianza empresarial no dio a conocer el dato de facturación, pero sí adelantó un margen de beneficios «de casi el 52%».

Gracias a ello, ha logrado expandir su plantilla en un 65% desde que Prosegur y Movistar decidieron lanzarse de forma conjunta al mercado de las alarmas, empleando a un total de 2.500 personas, la «gran mayoría» en el equipo comercial, de atención al cliente y de técnicos.

Saldaña achacó estos resultados a la confección de una propuesta de valor «muy ajustada» al cliente, que ha logrado su «mejor dato de satisfacción» de los últimos años. Asimismo, apuntó a la innovación de su gama de servicios, la estrategia de comunicación y la alianza con compañías ajenas al sector.

En la actualidad, Movistar Prosegur Alarmas cuenta con la posibilidad de llegar a un gran número de clientes gracias a Telefónica, que «en todas sus tiendas» traslada a los clientes cuál es la propuesta de valor de la joint venture. Asimismo, la compañía cuenta con acuerdos similares con el Banco Santander en el sector financiero; con Vía Célere, en el inmobiliario; y con SIT, en el de mudanzas; y ya ha iniciado los contactos para sellar uno nuevo en el sector de los seguros.

Quizás también te interese:  El Círculo de Empresarios pide reducir el gasto público hasta el 40% del PIB para ahorrar 50.000 millones

OBJETIVOS PARA 2023

De cara a este año, Movistar Prosegur Alarmas se ha propuesto volver a crecer –sin hacer público un objetivo concreto– y profundizar en todos los puntos de contacto con los clientes, desde la contratación y la instalación de la alarma, hasta en los servicios de mantenimiento y atención al cliente, pasando también por las comunicaciones realizadas por la central receptora de alarmas cuando haya algún tipo de aviso.

Para la joint venture, hay un mercado «muy interesante» desde el punto de vista de tamaño y el futuro es «esperanzador». En este sentido, subrayaron que ha crecido a ritmo de doble dígito y seguirá por esa senda en el futuro, con la posibilidad de que se multiplique por dos en los próximos años.

Por último, Movistar Prosegur Seguros quiere aumentar sus ingresos a través de mayores prestaciones y una mejora de su estrategia comercial, así como reducir sus costes disminuyendo el gasto por cliente.