La vuelta de las ferias a los calendarios de empresa está siendo todo un reto para poder ponerse al día. Presentarse de nuevo ante los referentes del sector y el gran público requiere de una buena planificación y del diseño de construcción de stands que sea llamativo para llamar la atención en el recinto.

La importancia del stand tiene mucho que ver con el éxito a la clausura. Los clientes o visitantes que se acerquen hasta él, los acuerdos o contratos que puedan firmarse y la imagen que se lleven de la empresa dependen directamente de este elemento.

Diseños de stands, ¿cuáles son las tendencias?

En stands todo vale. Se trata en realidad de sentarse con los creativos de agencias especializadas que se dedican a este tipo de soluciones móviles y volcar la información de la empresa y el mensaje que se quiere transmitir para poder realizar un proyecto a la medida que muestre la imagen que quiere mostrarse al público.

La ventaja de contar con una agencia como aliada tiene mucho que ver, precisamente, con la producción en sí del espacio. Gracias al trabajo de carpinteros, pintores, electricistas, montadores y, sobre todo, con una producción propia, se puede conseguir estar presente en toda Europa en las distintas ferias sectoriales.

Entre las tendencias, este 2023 se esperan varios pilares en el diseño:

  1. El uso de tecnología: la tecnología va a ser clave en cualquier presentación y acercamiento al público. Además, es una de las claves para destacar. Grandes pantallas, el uso de hologramas o incluso la inclusión de algunas presentaciones 3D pueden ser diferenciadoras con respecto a los competidores. Apostar por la integración de la tecnología en la presentación al público consigue atraer más visitas al stand, objetivo del mismo cuando se sitúa en una feria de muestras.
  2. Materiales que sean sostenibles: un punto a favor de los diseños con materiales ecológicos. A la hora de diseñar un stand es clave tener en cuenta los materiales con los que se va a dar forma al proyecto. Si se incluye la ecología dentro del desarrollo se gana también en la forma en la que se relacionará a la empresa con su responsabilidad medioambiental. Es cierto que los stands son espacios temporales, pero que usen materiales reciclados o sostenibles tiene buena acogida entre su público.
  3. Diseños originales, atrevidos y con colores llamativos. Es clave aunar la imagen corporativa con el espacio en un stand, pero también es importante atreverse a ser disruptivo. Conseguir un conjunto que impacte, que rompa con la tradición pero que siga proyectando el mensaje que necesita la compañía. Apostar por estar presente en un evento de este calibre conlleva una serie de gastos y, por lo tanto, genera unas expectativas de retorno. Ya sea gracias a ampliar la base de datos con las visitas al stand o bien cerrando acuerdos con empresas en los talleres que suele haber en estas citas, es necesario apostar por un espacio en el que sea posible un contacto eficaz de los comerciales.
  4. Iluminación. Más allá del diseño, clave, la iluminación sería lo que culmina el conjunto. Un stand necesita ser luminoso para que se perciba como abierto, pero no deslumbrante como para querer marcharse. Este año se lleva la iluminación ambiente que pueda ser cambiante gracias a la domótica y tecnología para adaptarse a cada momento. No es lo mismo llamar la atención que dar luz a una reunión o a un acto social en forma de copa en su superficie. Incluso los colores pueden aportar.
Quizás también te interese:  Optimiza la Gestión de Flotas: Las Mejores Aplicaciones Android para Empresas de Transporte