MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

Vodafone ha reducido en España en su último ejercicio fiscal un 7% su consumo energético derivado del tráfico de datos en su red.

La operadora británica consiguió recortar por segundo año consecutivo este consumo, y ello a pesar de que el tráfico de datos se incrementó un 5,8% en este último ejercicio.

El 98% del consumo energético de la compañía se produce en la red.

Las redes móviles y fijas, los centros de datos, tiendas y oficinas de Vodafone España funcionan al 100% con electricidad procedente de fuentes renovables desde el 1 de julio de 2021, lo que supone un paso hacia el objetivo de la ‘teleco’ de reducir sus propias emisiones de carbono a ‘cero emisiones netas’ en 2030 y en toda su cadena de valor en 2040.

Recientemente, Vodafone implantó equipos de red más eficientes en la red de acceso móvil y ha llevado a cabo procesos de consolidación y virtualización de la red ‘core’, con nuevo equipamiento de última generación que también incrementa la eficiencia energética, a la vez que facilita la gestión de la infraestructura asociada. Por otro lado, los proyectos de compartición de red permiten también un incremento significativo de la eficiencia energética.

Vodafone también ha reducido la demanda energética de los equipos mediante la implantación de las tecnologías de alimentación y refrigeración de bajo consumo. Vodafone continúa con los planes de sustitución de los equipos de energía más antiguos (SAI y equipos de energía) con nuevos equipos que reducen las pérdidas en 10 puntos porcentuales.

La extensión del uso de ‘free cooling’ y la implantación de nuevos sistemas de control inteligente de climatización están también reduciendo la demanda de energía de la infraestructura asociada a los equipos de telecomunicaciones.

Quizás también te interese:  Explora el Fascinante Mundo del Gaming: Los Mejores Juegos, Consolas y Más

Otra de las iniciativas impulsadas por Vodafone para el consumo energético pasa por el apagado y desinstalación de equipos en desuso. Mediante la revisión sistemática y continua de la planta de equipos de telecomunicaciones se asegura que todo material informático se mantenga en perfecto estado de conservación.

Para afianzar su apuesta por la sostenibilidad, se ha optado por la implementación y la certificación del sistema de gestión energético según la norma ISO 50001.