Una agente y un hacker persiguen por todo el mundo a un conocido villano informático. La particularidad de «Operation: Tango» es que se trata de un videojuego que tiene lugar en una especie de sala de escape virtual en la que se encuentran dos jugadores.

La primera decisión a tomar será si se quiere asumir el rol de la agente Angel o del pirata informático Alistar. Ambos papeles tienen su atractivo y cada uno es un reto especial. Y aunque «Operation: Tango» es un juego cooperativo, no se comparte la pantalla: la agente y el hacker juegan sentados frente a su propia consola o PC, y cada uno de ellos solo ve su parte del juego y se comunica con el compañero a través de auriculares.

Como buen pirata informático que es, la misión de Alistar es buscar soluciones de carácter técnico detrás de sus ordenadores. Mientras lo hace, observa a Angel a través de una cámara de vigilancia y la ayuda a penetrar en áreas protegidas. Angel, por su parte, tiene que encontrar pistas o rastrear códigos.

En este emocionante desafío la cooperación es clave: como ninguno de los personajes ve lo mismo, la comunicación entre ambos es vital. El viaje tiene lugar en edificios, laberintos o trenes de todo el mundo.

La historia se entrelaza de forma imprecisa. Angel y Alistar persiguen a un ciberdelincuente que quiere acceder a los datos personales de la población. En términos puramente visuales, el mundo del juego es muy colorido y en algunos casos extremadamente detallado. Otra característica especial: los roles pueden intercambiarse en cualquier momento del juego.

El juego de escape «Operation: Tango» está disponible para PlayStation 5 y PC.

Quizás también te interese:  Sanidad trabajará con la Sociedad de Informática de la Salud para impulsar la transformación digital del SNS

Fuente: dpa