MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció este jueves el cobro de gastos de gestión en las entradas ‘online’ vendidas por las páginas web oficiales y criticó la «falta de transparencia» de este cobro, que no aparece hasta que se realiza el pago, «aumentando» el precio hasta en un 12%.

Así lo desvela un estudio que realizó sobre la venta de entradas ‘online’ en 50 páginas web oficiales de cines, teatros, museos, conciertos, festivales, exposiciones, espectáculos y clubs de fútbol y que también revela que, salvo en el caso de los museos, es «habitual» el cobro de gastos de gestión, a veces «oculto» bajo el concepto de tasas, tal y como precisó este jueves la entidad en un comunicado.

A su juicio, el cobro de gastos de gestión «no está justificado», dado que es el propio usuario, no el vendedor, el que «asume el peso de la gestión» de la compra de una entrada por Internet. «Es él quien teclea o selecciona la fecha, el tipo y número de entradas, además del método de pago, para lo cual debe introducir sus datos personales», abundó.

«De hecho, al tratarse de páginas web oficiales, la compra se hace directamente con la empresa que organiza el evento, no a través de una empresa intermediaria. Es más, la opción de compra ‘online’ libera tiempo de trabajo en la taquilla física, al tiempo que reduce la espera en la taquilla a otros usuarios», sentenció, convencida de que «únicamente» los servicios «adicionales» a la propia compra de la entrada «podrían justificar un recargo».

En paralelo, denunció que el cobro de los gastos de gestión «suele estar oculto hasta el mismo momento en que el usuario va a realizar el pago», incrementando «inesperadamente» el precio anunciado, que el estudio cifra en tres euros de media por entrada, lo que representa un 7% del precio final.

Quizás también te interese:  El 49% de los suscriptores a plataformas de vídeo bajo demanda de pago por Internet pagarían menos a cambio de publicidad

En concreto, según sus cálculos, los «mayores sobrecostes» se dan en los conciertos y festivales de música, con 5,4 euros de media, el 10% del precio final. Unos recargos que se aplican por cada entrada individual que finalmente se adquiera, no por la operación de compra, «multiplicando» así su coste en función del número de entradas, según advirtió la asociación.

A este respecto, OCU lamentó que el Ministerio de Consumo «no los considere abusivos», si bien estimó que un tribunal «sí podría considerarlos de este modo, al menos cuando son webs oficiales», por lo que recomendó a los afectados reclamar.

REVENTA

No obstante, puntualizó que las páginas web de reventa «sí pueden aplicar gastos de gestión», ya que actúan como intermediarios, pero, a su entender, «deberían incluirse desde un inicio y aplicarse por gestión, no por entrada».

En su caso el «mayor abuso» procede, a su entender, del «excesivo» recargo ‘online’ de dichos gastos, por lo que urgió al gabinete de Alberto Garzón a que «impulse» una normativa que «limite» su recargo al 20%, tal y como, subrayó, recoge la normativa para la reventa de entradas en la taquilla.