MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La moción de censura de junio de 2018, que destituyó de la Presidencia del Gobierno a Mariano Rajoy y encumbró a Pedro Sánchez, se fraguó cuatro meses antes en un programa de televisión, según relata el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, en su libro ‘Memorias de un piloto de combate’.

El testimonio tal vez más interesante que recoge el libro, editado por Arpa Editores, hace referencia a la noche del domingo 21 de enero de 2018, cuando, en el programa ‘El Objetivo’ de laSexta, coincidieron Echenique; Javier Maroto, del PP; Óscar Puente, del PSOE; Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos; Joan Tardà, de ERC; y Carles Campuzano, del PDeCat.

El autor del libro rememora que, en aquel debate, desmintió el argumento de «no dan los números» para investir en el Congreso un Gobierno progresista, como en su día alegaron los adversarios internos de Pedro Sánchez en el PSOE (ellos se resistían a servirse de los votos de los independentistas catalanes y vascos) y sugirió que se podía hacer en una moción de censura.

«Durante el corte publicitario y con las cámaras apagadas», continúa Echenique, «Joan Tardà, que se encuentra sentado a mi izquierda, me deja discretamente en la mesa en la que llevo la tableta un papelito manuscrito que pone ‘VAMOS A POR ELLO'». Y, al volver al directo, Tardà le espeta directamente a Puente: «Yo de entrada digo que, si el Partido Socialista plantea una moción de censura, Esquerra Republicana votará a favor sin ninguna duda. Es decir, que, si lo hacéis, contad con nosotros».

Quizás también te interese:  El aborto o la posibilidad de tener un mono o un mapache en casa, entre los temas legales más buscados 'online' en España

El entonces portavoz de la Ejecutiva del PSOE le preguntó inmediatamente «¿A cambio de qué?», ante el temor de que la contrapartida serían exigencias independentistas, pero Tardà le contestó: «A cambio de… de echar al Partido Popular».

ABANDONO DE LA VÍA UNILATERAL

«¿Solamente?». «Solamente», reiteró quien era portavoz de ERC en el Congreso, aunque apenas habían pasado tres meses del referéndum del 1 de octubre. «La independencia la abandonáis…», quiso asegurarse Puente. «Y la vía unilateral también… y la investidura de Puigdemont». «También», insistió Tardà. «¿Por qué no me lo vuelves a preguntar?».

«Te lo estoy preguntando. ¿A cambio de qué?», «¿Te contesto? A cambio de echar al Partido Popular». Echenique sigue relatando que, «más adelante en el debate, Carles Campuzano confirmaría que el PDeCat también estaba abierto a votar a favor de la moción de censura».

«A día de hoy», remata el hoy portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, entonces secretario de Organización de Podemos, «sigo pensando que, esa noche, Joan Tardà definió y arrastró la posición de Esquerra Republicana de Catalunya personalmente y en vivo y en directo».

El PSOE rechazó entonces la invitación de Tardà. Quedaban cuatro meses para la sentencia de la ‘Gürtel’ que el PSOE y sus aliados parlamentarios esgrimieron como el motivo que justificó la moción de censura, pero la idea y la certeza de que podría salir adelante si el PNV, que todavía votaría unos días antes a favor de los Presupuestos Generales del Estado, cambiaba de bando.