– Un dato expuesto en el acto ‘Connecting Women in Latin America: The Roadmap Ahead’, organizado por la Fundación Microfinanzas BBVA

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

En los últimos diez años los países de renta baja y media han perdido un billón de dólares de su producto interior bruto (PIB) por excluir a las mujeres del mundo digital, «una pérdida que podría aumentar hasta 1,5 billones de dólares en 2025 si no se toman medidas adecuadas», según el informe ‘Gender Snapshot 2022’ de ONU Mujeres.

Este fue uno de los temas abordados en el acto ‘Connecting Women in Latin America: The Roadmap Ahead’, organizado por la Fundación Microfinanzas BBVA en la sede de las Naciones Unidas, manifestó la entidad este viernes.

«Aún hay una brecha digital importante en el acceso a herramientas digitales y a la alfabetización digital», señaló en un comunicado. Según la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado en telecomunicaciones de las Naciones Unidas, «el 34% de la población mundial, 2700 millones de personas, todavía no tiene acceso a internet y el 69% de los hombres lo usan frente al 63% de mujeres».

De otro lado, según Eurostat en España «el 96% de los hogares accede a internet» y el Instituto Nacional de Estadística cifra el número de usuarios en 33,5 millones e informa de que la brecha de género se ha reducido de 1,8 puntos en 2017 a cero en 2022. No obstante, «al igual que en otros países más desarrollados, las chicas no acceden en la misma medida que los chicos a las carreras relacionadas con las tecnologías», señaló.

Quizás también te interese:  Indra proyecta fichar a más de mil profesionales al año en España

Asimismo, la Fundación Microfinanzas BBVA manifestó su apoyo a la digitalización en América Latina y remarco que las «desigualdades en el acceso a las tecnologías y a las competencias digitales suponen un obstáculo para la inclusión financiera, el progreso de las pequeñas empresarias y de sus negocios». En el caso del comercio ‘online’, ofreció a las Mipyme (micro, pequeña y mediana empresa) «la oportunidad de acceder a nuevos mercados y obtener más beneficios, pero una vez más los estereotipos de género, la falta de formación en habilidades digitales o la falta de acceso y de conectividad, suponen obstáculos cada vez mayores para las emprendedoras».