– Según la entidad, se realizan ventas de productos «a precios excesivamente baratos»

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

La Asociación Española de Consumidores denunció este lunes un «presunto fraude» relacionado con la «supuesta» venta de productos «a precios excesivamente baratos» a través de anuncios de páginas de Facebook utilizando la imagen de Lego.

Así lo advirtió a través de un comunicado en el que informó de que, tras tener constancia de dicho «presunto fraude», se puso en contacto con Lego España y con una tienda de esta empresa situada en un centro comercial de Madrid, en una dirección que aparece en la página de Facebook para, a su juicio, «dar apariencia de credibilidad».

«Desde esta tienda en el centro comercial se nos ha constatado que este fin de semana han tenido diversas llamadas de consumidores alertando y consultando si era real la oferta que se hacía, a lo que se nos ha respondido que, efectivamente, se trataba de un presunto fraude», precisó la asociación, que agregó que se ponían a la venta antiguos sets de colecciones pasadas por sólo 1,95 euros, cuando se trata de productos que «superan en algunos casos los 400 euros en las ventas normales».

Por estas razones, la asociación remitió a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado la documentación que han recopilado para que «hagan las investigaciones oportunas» y alertó a la ciudadanía para que «evite caer en este tipo de trampas utilizando el sentido común».

Tras puntualizar que, «desde hace tiempo, este tipo de trampas son muy habituales en las redes sociales», la asociación urgió a realizar las compras desde las páginas web cuya identidad «tengamos clara» y a «eludir» la adquisición de artículos «que nos lleguen a través de redes sociales, WhatsApp o SMS y que, además, supongan una oferta demasiado tentadora en cuanto a su precio».

Quizás también te interese:  Google incorpora tecnología española sobre seguimiento de las sequías

Junto a ello, emplazó a buscar información de la tienda si no es conocida y a ver las opiniones y calificaciones o reseñas que han hecho otros usuarios, si bien llamó a «no fiarse, porque estas recomendaciones pueden ser falsas».

En paralelo, aconsejó tener instalado algún antivirus para «detectar» posibles «amenazas» de robo de datos bancarios y «tener siempre actualizados el teléfono móvil o el ordenador desde el que se hace la compra» y juzgó «recomendable» el hecho de «verificar» que la web en la que se compra es segura.

En cuanto al medio de pago, estimó «recomendable» hacerlo contrarrembolso y «evitar» el pago mediante Bizum «u otro medio que no permita anular posteriormente el pago en caso de fraude», así como no guardar el medio de pago utilizado para futuras operaciones y denunciar «inmediatamente» en caso de ser víctima de un fraude de este tipo.