-La tecnológica creció a dos dígitos en las principales magnitudes

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

Indra logró un beneficio neto en el primer trimestre del año de 39 millones de euros, lo que supone casi el doble (un 76% más) que en el mismo periodo de 2021 (22 millones), según los resultados publicados este viernes por la compañía.

Los ingresos aumentaron un 13,3% y alcanzaron los 851 millones. Minsait facturó un 17,3% más, mientras que la división de Transporte y Defensa lo hizo en un 6,0% más.

El EBIT creció un 54% interanualmente y el flujo de caja libre (FCF) fue de 13 millones de euros frente a -17 millones de euros en el primer trimestre de 2021, lo que permite rebajar la ratio de deuda neta/Ebitda hasta 0,7 veces frente a 2,4 veces en marzo de 2021.

La cartera aumentó un 13% y se situó en 5.987 millones de euros, estableciendo un nuevo récord histórico. La cartera de la división de Transporte y Defensa ascendió a 3.970 millones de euros y aumentó un 10% en el primer trimestre de 2022 frente al primer trimestre de 2021, destacando Defensa y Seguridad con 2.558 millones de euros. Por su parte, la cartera de Minsait ascendió a 2.018 millones de euros y se incrementó un 17% en el primer trimestre de 2022 frente al primer trimestre de 2021. La ratio de cartera sobre ventas de los últimos doce meses se situó en 1,72 veces frente a 1,74 veces en el primer trimestre de 2021.

La contratación escaló un 43,5% interanual. Transporte y Defensa creció un 37%, impulsada por la fuerte actividad registrada en Defensa & Seguridad (+98%), destacando principalmente la contratación de los radares MK1 del proyecto Eurofighter para Alemania y España.

Quizás también te interese:  El Grupo Social ONCE y la Plataforma del Tercer Sector celebran la jornada 'Gobiernos digitales y accesibles: un reto pendiente'

La contratación en la división de Minsait en el primer trimestre de 2022 creció un 44% en moneda local, con crecimientos de doble dígito de todos los verticales, entre los que destacó Administraciones Públicas y Sanidad (+110% en moneda local), principalmente por la contratación del proyecto de Elecciones en Angola.

La deuda neta disminuyó hasta los 215 millones de euros en marzo de 2022, frente a los 505 millones en marzo de 2021 y frente a los 240 millones de euros en diciembre de 2021.

Ignacio Mataix, consejero delegado de Indra, dijo en un comunicado que «los resultados del primer trimestre de 2022 se caracterizan por el buen momento comercial que atraviesan nuestras dos divisiones, que se materializa en una significativa aceleración de los ingresos y en una clara mejora de la rentabilidad con respecto a los niveles del primer trimestre del año pasado».

«En lo relativo a la actividad comercial, volvemos a marcar un nuevo récord histórico en nuestra cartera, que se aproxima a los 6.000 millones de euros, con un primer trimestre del ejercicio particularmente fuerte en contratación, y en un entorno en el que seguimos percibiendo una demanda sostenida en nuestros principales negocios».

Mataix valoró que estos resultados «suponen un comienzo muy sólido en el ejercicio 2022, en línea con nuestros objetivos anuales y nuestro Plan Estratégico 2021-2023, sin perjuicio de que el entorno macroeconómico internacional sigue caracterizado por incertidumbres significativas».