Endesa resaltó este miércoles que ha reducido sus emisiones un 70% desde 2015, cuando entró en vigor el Acuerdo de París, y un 82% desde 2005, año de entrada en vigor del Protocolo de Kioto.

Así lo indicó en un comunicado con motivo del sexto aniversario el próximo domingo 12 de diciembre del Acuerdo de París, sobre el que la compañía señaló que “supuso un reto en materia de cambio climático sin precedentes, con el establecimiento de objetivos ambiciosos en materia de cambio climático”.

En este sentido, Endesa recordó que ya en su plan estratégico 2017-2019 fijó su primer compromiso de tener una generación eléctrica cero emisiones de CO2 en 2050 y que, “gracias al gran esfuerzo y al compromiso de la compañía, en apenas 5 años desde la entrada en vigor del Acuerdo de París, Endesa ha reducido sus emisiones un 70% desde 2015 y un 82% desde 2005, cuando entra en vigor Protocolo de Kioto”.

Para Endesa, “el objetivo de CERO emisiones de CO2 marcado para 2050 aquel 12 de diciembre de 2015 tuvo como fin reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático y supuso todo un hito a nivel internacional”. “Fue un acuerdo global histórico, como pone de manifiesto el hecho de que se hayan presentado 190 planes de lucha contra el cambio climático, que cubren alrededor del 99% de las emisiones de todas las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático”, agregó.

El Acuerdo de París tiene como objetivo principal limitar el incremento de la temperatura global a 2ºC, con la aspiración de que no supere el 1,5ºC respecto al periodo preindustrial.

El director de medio ambiente de Endesa, Jorge Pina, advirtió que “estamos viviendo un momento crítico, en el que las evidencias científicas y la ambición en los nuevos objetivos climáticos está provocando una actualización integral de la legislación, que sin duda afecta a todos los sectores económicos”. Por ello, apuntó que “las empresas debemos estar a la altura de las circunstancias y realizar cambios significativos en nuestras operaciones, impulsando planes de transformación sostenible”.

Quizás también te interese:  Cómo trazar una sorprendente publicación de blog

En este sentido, Endesa subrayó que trabaja “en aumentar la ambición de sus objetivos, queriendo dar respuesta a las necesidades de la sociedad y del planeta”, por lo que recordó que en el nuevo plan estratégico 2022-2024, presentado en noviembre, actualizó su apuesta por la transición energética “con una renovada visión a 2030 y un nuevo hito clave: adelantar una década su completa descarbonización, que ahora llegará en 2040”.

Para ello, cuenta con cuatro grandes ejes de actuación, como son el despliegue de nueva capacidad renovable que haga 100% libre de emisiones toda la actividad de generación (dentro y fuera de la Península Ibérica), desde el 40% en 2021 y el 70% estimado en 2030; la hibridación de instalaciones renovables con tecnologías de almacenamiento y de producción de hidrógeno verde; la salida del negocio del carbón en 2027 y del de producción eléctrica con gas en 2040; y la salida del negocio minorista de comercialización de gas.

Asimismo, Endesa tiene previstas unas inversiones de 31.000 millones de euros entre 2021 y 2030, un 22% más que en la visión 2030 presentada el pasado año. De ellos, el 40% irá a aumentar el parque generador renovable hasta alcanzar 24.000 megavatios, es decir 16.000 megavatios adicionales a los operativos a cierre de 2020. Con ello, espera que la producción con fuentes limpias se multiplicará por cuatro hasta 48 teravatios hora y la proporción de generación peninsular libre de emisiones alcanzará el 95%.

Otro 40% irá destinado a la red de distribución, con 12.000 millones, lo que elevará la base de activos regulados desde los 11.700 millones a los 13.000 millones a final de 2030, con lo que pretende “profundizar en la mejora de la seguridad y calidad del suministro, así como hacer la red más eficiente y flexible para encarar las nuevas necesidades de la nueva generación renovable prevista y las nuevas necesidades de los clientes”.

(SERVIMEDIA)