-Los más de 8,5 millones de reproducciones complacen al partido en su deseo de conectar con las feministas más jóvenes

-La autora del discurso, Lucía Muñoz Dalda, tuvo listas hasta el mismo martes dos versiones, por si el PSOE e Igualdad llegaban a un acuerdo

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El discurso que pronunció el martes pasado la diputada de Unidas Podemos Lucía Muñoz Dalda contra la proposición de ley del PSOE para modificar el apartado penal de la llamada Ley del ‘sólo sí es sí’ acumula ya más de 8,5 millones de visitas en el canal del partido en la red social Tiktok, con lo que se ha convertido de largo en el más visto nunca de dicha cuenta.

La cuenta de Podemos en Tiktok publicó el miércoles, un día después de que se debatiera la proposición, un extracto de minuto y medio con algunas de las frases más destacadas de la intervención de Muñoz. Desde entonces, el canal ha visto aumentar en más de 10.000 sus seguidores, hasta los 429.000. Pero, aun así, los más de 8,5 millones de reproducciones que lleva ese vídeo, casi 20 veces más que esa cifra de seguidores, demuestran que su viralización trasciende con mucho a los simpatizantes del partido.

La cuenta de Podemos en Tiktok ya ha publicado más de 650 vídeos, pero, sin embargo, sólo 10 de ellos han superado el millón de reproducciones. Y se quedan a una distancia sideral del extracto del discurso del martes. El segundo más visto, una encuesta entre jóvenes que aplauden las bajas laborales por reglas dolorosas incluida en la reforma de la Ley del Aborto, suma 4,4 millones de reproducciones, y el tercero, una crítica del machismo de la Biblia, contabiliza 2,9 millones. Los otros tres, que han superado los 1,9 millones, los protagoniza, precisamente, la ministra de Igualdad, Irene Montero.

DOS VERSIONES

La compilación recoge la enumeración que hizo Muñoz de que es violación si una mujer es penetrada por su novio cuando está dormida o «si estás follando con un tío y se quita el condón sin avisar, o si una chica sube a la casa de un hombre y en el último momento, incluso en la cama, cambia de opinión, y no desea mantener relaciones íntimas».

«Si no hay consentimiento, es agresión sexual», sintetizó la diputada, quien continuó espetando a los socialistas que ése fue el grito de las mujeres tras la sentencia de ‘La Manada’ «que ustedes traicionan», que «no hay feminismo posible» pactando con PP y Vox y que con su proposición de ley estaban diciendo a las mujeres que «son ciudadanos de segunda y que defender sus derechos vale menos que aguantar la embestida de la derecha». Todo eso aparece en el extracto de vídeo, pero no su denuncia de «un puñado de fascistas» donde se interpretó que incluía al PSOE, cosa que ella negó a Servimedia: «Por supuesto que no».

Según explicó a esta agencia, el discurso del martes lo escribió la propia Muñoz con su equipo, conocedora de que le iba a tocar tomar la palabra en sustitución de la portavoz de Igualdad de Unidas Podemos, Sofía Castañón, que se encuentra de baja médica. Hasta el mismo martes tuvo preparadas dos versiones de su intervención, una por si el PSOE y el Ministerio de Igualdad llegaban al final a un acuerdo, como ella confiaba, y otra por si no. Finalmente, tuvo que hacer uso de esta segunda, a la que dio un último toque para hacerla menos «farragosa» y con «frases muy cortas» porque «iba a salir en los telediarios» y hacía falta que el mensaje llegara.

Quizás también te interese:  El mercado del libro digital en España creció un 5% en 2022

REACCIONES

El discurso sentó muy mal en el PSOE, cuyo portavoz parlamentario, Patxi López, calificó acto seguido de «irresponsables», «impresentables» y «fuera de lugar» las acusaciones de Unidas Podemos. Y, al día siguiente, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, pidió «a todo el mundo que sea responsable» para mantener el Gobierno de coalición, y el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, llamó a «bajar los decibelios» del enfrentamiento entre los dos socios gubernamentales después de que el martes los subiera «todo el mundo».

Ambas generalidades parecían sugerir un atisbo de crítica también a la posición de Podemos. Fuentes de los Comunes garantizaron a Servimedia haber apoyado incondicionalmente la posición de Podemos y el Ministerio de Igualdad, pese a no compartir el enfoque de confrontación total que el partido de Irene Montero quiso escenificar con la durísima intervención de la diputada, que en mayo será la candidata a la Alcaldía de Palma de Mallorca.

Muñoz, que hasta ahora había sido conocida a nivel mediático ante todo por ser la principal promotora de una ley de regulación del cannabis dentro del grupo confederal («Los periodistas siempre me preguntan por eso», bromeó ella en su intervención en la ‘Uni de Otoño’ de Podemos, el pasado mes de noviembre), se reserva los comentarios que le han trasladado dirigentes de Unidas Podemos, en línea con la discreción que desde el miércoles quiere exhibir el grupo confederal, pero atestigua haber sentido un respaldo total por parte de su partido y la militancia de éste y no haber sido objeto de «odio» en las redes sociales.

«HA CONECTADO» CON LOS JÓVENES

«La gente está a tope con nuestro mensaje», aseguró a Servimedia, lamentando que, a nivel mediático, éste se condensara inicialmente en su empleo del verbo «follar» en la tribuna del Congreso y a la mencionada expresión «puñado de fascistas». No obstante, se siente satisfecha de que su mensaje «ha conectado con el sentido común de toda una generación, de la generación más joven». Esta conexión es la que queda reflejada en la tremenda viralización de su discurso del martes en Tiktok.

De hecho, fuentes de Podemos consultadas por esta agencia se declararon convencidas de que la mayor parte de las mujeres, en especial las jóvenes que corearon el mensaje de «no es abuso, es violación» tras la sentencia de ‘La Manada’, se van a poner de su parte frente al PSOE en el polémico desacuerdo entre ambas formaciones por la reforma de la Ley del ‘sólo sí es sí’; mucho más cuando, para aprobarse la toma en consideración de la proposición socialista, tuvo que darse la «foto de la vergüenza» con el Partido Popular. No obstante, hay en el propio partido quien desaconseja esta estrategia de diferenciación del PSOE de cara a las próximas citas electorales.