MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social en funciones, Yolanda Díaz, advirtió este viernes de que «no podemos permitirnos» aprobar en la Unión Europea aprobar una directiva sobre empleo en plataformas digitales que «rebaje los estándares» establecidos ya por los tribunales.

Así lo manifestó Díaz en la apertura de la cumbre ‘El futuro del trabajo y el diálogo social’, que se celebra en Santiago de Compostela en el marco de la presidencia española de la UE, con la participación de los ministros de Empleo.

La vicepresidenta española lanzó este mensaje sobre la directiva de plataformas en medio de la negociación que sigue abierta en la UE sin acuerdo entre los ‘veintisiete’, dado que hay países que quieren unas obligaciones más flexibles, frente a otros Estados como España, que defienden más «ambición» y piden que sea similar a la normativa aprobada en el país, conocida como ‘ley rider’.

Para Díaz, la directiva debe poner fin al «abuso» de los «falsos autónomos» y debe regular el uso de los algoritmos en el mundo laboral. «El diálogo social es la llave para impulsar una digitalización con derechos. Debemos construir un nuevo contrato para la economía digital que proteja a las personas trabajadoras», añadió.

Además, sacó pecho de que el Gobierno de coalición en España ha convertido el diálogo social en su «bandera» y ahora lo hace lo mismo en la UE. Al hilo, recordó que sindicatos y patronal europeos están trabajando para alcanzar un acuerdo vinculante en materia de trabajo a distancia y desconexión y subrayó que, de culminar con éxito, sería el primer pacto de diálogo social en más de 13 años.

Por ello, apremió a que culminen la negociación, ya que «no es normal casi tres lustros para alcanzar acuerdos que mejoren la vida de la gente». Si se cierra el pacto, Díaz se comprometió a que la presidencia española favorecerá que cuanto antes se transforme en Directiva.

Quizás también te interese:  Endesa adecúa 4.200 apoyos de los tendidos aéreos para proteger a la avifauna

Por otra parte, Díaz defendió la necesidad de que el diálogo social contribuya a avanzar en más democracia en las empresas y criticó que «todavía vivimos en un mundo al revés en el que un fondo de inversión puede entrar y salir de una empresa, de un día para otro, en cuestión de horas, decidiéndolo todo, mientras que sus trabajadores y trabajadoras, que invierten en ella gran parte de su vida, no pueden decir apenas nada».

Finalmente, la vicepresidenta segunda apremió a reforzar la negociación colectiva verde para adaptar el mundo del trabajo y los riesgos laborales a la «emergencia climática».

DESTROZAR EMPLEOS

Posteriormente, el comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, incidió en la necesidad de atender a las «preocupaciones de la gente» y hacer que no realicen «trabajos rutinarios», sino ir mejorando su formación.

También explicó que «no es normal que un fondo de inversión campe a sus anchas» en las empresas y «destroce empleos», por lo que también abogó por más democracia en las empresas y «criterios extrafinancieros».

«Esto solo es posible si creamos un nuevo reequilibrio en la toma de decisiones. NO vale decir que tenemos un informe sobre la responsabilidad corporativa y medioambiental», avisó el comisario, que exigió que se adopten cambios reales y no solo de «imagen» en las empresas.

En su opinión, cada vez más empresas se fijan en estas cuestiones, dado que los jóvenes ya no solo piden salario, sino que las compañías se preocupen de aspectos sociales.