MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Consumo ha puesto a disposición de la ciudadanía un buzón ‘online’ en el que se podrán denunciar infracciones «masivas» que «atenten» contra los derechos de los consumidores como, por ejemplo, las relacionadas con garantías, servicios de atención al cliente o cláusulas abusivas, entre otras.

Las denuncias podrán ser presentadas tanto por personas jurídicas como físicas que consideren que se están produciendo «lesiones o riesgos» para los intereses de los consumidores o usuarios, «siempre que se produzcan de forma generalizada en más de una comunidad autónoma o a través de Internet», según precisó este martes el departamento de Alberto Garzón en un comunicado.

Los modelos de denuncia normalizados se pueden descargar en la web del Ministerio de Consumo y presentarse en la sede electrónica de la institución mediante el formulario habilitado para tal fin.

Para ello, será necesario contar con certificado o DNI electrónico, Cl@ave PIN o Cl@vepermanente, si bien quienes prefieran presentar la denuncia en formato papel, también podrán hacerlo en cualquiera de los registros físicos de los que disponen las administraciones públicas del Estado.

La Subdirección General de Inspección y Procedimiento Sancionador del Ministerio de Consumo es la responsable de analizar las denuncias y llevar a cabo «las actuaciones necesarias en cada caso».

Si la denuncia no está completa, se requerirá a la persona denunciante para que subsane, en un plazo de diez días, la falta de documentos preceptivos con la indicación de que, «si no lo hiciera, se daría por desestimada».

Por el contrario, si la subdirección general «constata» que el hecho denunciado constituye una «infracción» en materia de consumo, «investigará lo acaecido e incoará, en su caso, expediente sancionador», según avanzó Consumo.

Quizás también te interese:  Descubre las mejores aplicaciones de reserva de hoteles en línea: tu guía definitiva

En el caso de que la denuncia no sea competencia del gabinete de Garzón, la subdirección general la trasladará al organismo «oportuno» en función de la materia o del territorio al que afecte.