MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

Los socios del proyecto europeo Erasmus+ Train2Validate analizarán la usabilidad de Internet, las barreras de la Red para personas con discapacidad intelectual o problemas de comprensión y las oportunidades de la lectura fácil para «construir un Internet para todos en una conferencia que tendrá lugar en Múnich el próximo 3 de noviembre.

Así lo anunció Plena inclusión Madrid, entidad líder de este proyecto, que tiene por objetivo construir estudios certificados para profesionales validadores y dinamizadores de lectura fácil.

La conferencia ‘Por un Internet para todos’ tendrá lugar en las instalaciones de SDI München, entidad social del proyecto, y reunirá a ponentes de diferentes países europeos que explicarán con detalle aspectos técnicos relacionados con las guías de usabilidad de Internet (WCAG) y su importancia para personas con dificultades de aprendizaje.

Los ponentes debatirán también alrededor de los aprendizajes que debe recoger Internet en la transición desde el papel como fuente de información, e incluso se descubrirán algunos proyectos relacionados con la inteligencia artificial, como herramientas para la traducción o facilitación y personalización de información.

Hablar, debatir o presentar la forma de construir un Internet para todos no tiene sentido sin la experiencia de personas con dificultades de lectura o comprensión. Es el caso de Janina Spang y Nevenka Koss, procedentes de Alemania y Eslovenia, respectivamente, que explicarán las barreras a las que se enfrentan las personas más vulnerables en su interacción con Internet y su experiencia como validadoras de lectura fácil.

ACCESIBILIDAD

La lectura fácil es precisamente una metodología de accesibilidad que consiste en hacer textos fáciles de leer para personas con problemas de lectura y comprensión.

Quizás también te interese:  La Comunidad anima a utilizar el plano de metro digital descargado en el móvil

Existen unas guías europeas que regulan cómo realizar la adaptación de los textos y algunos países, como España, cuentan incluso con una norma ISO experimental que recopila esas indicaciones.

En este proceso, están implicados diferentes agentes: la persona adaptadora, que transforma el texto original siguiendo esas guías; la validadora, que comprueba que el texto adaptado se comprende, y la dinamizadora que apoya a la validadora a realizar esa comprobación.