MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

Telefónica Tech ha desarrollado a través de su empresa Geprom un plan de digitalización para Bodegas Borsao, empresa aragonesa con más de 2.100 hectáreas de viñedos y 375 viticultores, con el objetivo de transformar sus procesos y hacerlos más eficientes y competitivos.

Bodegas Borsao ha confiado en Telefónica Tech para evolucionar tecnológicamente su gestión intralogística y diseñar una fábrica totalmente digitalizada.

Para ello, Telefónica Tech ha realizado una consultoría de transformación digital y diseñado un plan de implementación en la compañía vinícola para dos sistemas de digitalización industrial.

Este proyecto de digitalización permitirá a Bodegas Borsao, por un lado, optimizar su almacén al tener la capacidad de gestionar tecnológicamente su inventario, dotar a su producto de una trazabilidad extremo a extremo (desde la llegada de la materia prima hasta el envío de las botellas), controlar el stock en tiempo real y vigilar el mantenimiento de la calidad en todo el proceso. Y, por otro, podrá mejorar la gestión de órdenes de producción y controlar tanto los rendimientos de línea como el estado de las mismas. A su vez, este proyecto de digitalización permitirá a la bodega alcanzar un grado de madurez tecnológico avanzado que la habilitará a poder integrar, a medio plazo, Blockchain e Inteligencia Artificial para mejorar su negocio.

La digitalización de los procesos logísticos y productivos de Bodegas Borsao está previsto que pueda suponer un aumento de más del 10% en su productividad, disminuyendo los tiempos improductivos y optimizando la cadena de producción.

«El sector vinícola se enfrenta al reto de transformarse digitalmente para ser más competitivo. La integración de los sistemas SGA y MES en el día a día de Bodegas Borsao les otorga una ventaja competitiva sin precedentes al tener una visión global del proceso de producción y tener la capacidad de tomar mejores decisiones encaminadas a mejorar la planificación del negocio. Digitalizar las bodegas es simplificar procesos, ahorrar tiempo, facilitar los trabajos y conseguir mejores resultados», asegura el CEO de Geprom, Darío Cesena.

«Medir, controlar y reducir los costes de los procesos de embotellado y almacenamiento es uno de nuestros retos en un entorno de máxima competitividad entre las empresas del sector vitivinícola y de consumo a la baja en todos los mercados. Las decisiones respecto a ambos procesos, junto con las relativas a la calidad, deben ser cada día más precisas para ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio, y poder así diferenciarnos de nuestros competidores», afirma el director general de Bodegas Borsao, Emilio del Caso.