MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

La Junta General Ordinaria de Accionistas de Endesa votará el viernes la relección de su consejero dedelegado, José Bogas, y del consejero delegado de Enel, Francesco Starace, como miembros del Consejo de Administración por otros cuatro años, en el que será el tercer mandato de ambos en el órgano de dirección de la eléctrica española, de la que el grupo italiano es su accionista mayoritario.

Pepe Bogas, que cumple este año los 67, ha desarrollado prácticamente toda su carrera profesional en Endesa, empresa a la que llegó en 1982 tras obtener el título de ingeniero industrial del ICAI en 1978.

Antes de acceder al puesto de consejero delegado en 2014, fue director general de España y Portugal, director general del Negocio Eléctrico, director general de Endesa y director general de Generación y director de Control y Gestión de Energía, entre otros.

Fuera de la eléctrica en la que lleva 40 años, fue asesor técnico-económico de la Dirección General de la Energía en el Ministerio de Industria y Energía entre 1986 y 1988, cuando gobernaba Felipe González.

Además de la reelección de Starace, que es también vicepresidente de Endesa, los accionistas votarán el nombramiento de Cristina de Parias, máxima responsable de BBVA España entre 2014 y 2019, y el de Francesca Gostinelli, en representación de Enel, como nuevas consejeras.

También se someterá a votación la aprobación de la Política de Remuneraciones de los consejeros 2022-2024 y el Incentivo Estratégico 2022-2024 (que incluye el pago en acciones de la Sociedad).

Por último, se deberá dar el visto bueno a las cuentas de 2021, año en que Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.435 millones de euros, un 3% más; y al dividendo de 1,44 euros por acción, un 28,5% menos que los 2,0136 del año anterior.

Quizás también te interese:  La entrada de CVC en LaLiga Impulso encabeza el ranking de operaciones de capital privado en el primer semestre del año

Endesa abonará el 80% de su beneficio ordinario neto de 2021 a sus accionistas, porcentaje que se situará en el 70% sobre los beneficios de 2022, 2023 y 2024 para adecuarlo a la inversión bruta prevista para los próximos años: 7.500 millones entre 2022 y 2024, y una estimación de 31.000 millones en total hasta el año 2030.