MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La Comisión Europea abonó este martes a Ucrania 1.500 millones de euros en el marco del paquete de ayuda macrofinanciera. Con este instrumento, la UE pretende ayudar a Ucrania a cubrir sus necesidades inmediatas de financiación. Con este pago Ucrania ha recibido hasta la fecha 12.000 millones de euros este año.

Esta apoyo ayudará a Ucrania a seguir pagando salarios y pensiones y a mantener en funcionamiento los servicios públicos esenciales, como hospitales, escuelas y viviendas para personas reubicadas por la invasión de Rusia.

La ayuda también permitirá a Ucrania garantizar la estabilidad macroeconómica y restaurar las infraestructuras críticas destruidas por Rusia: infraestructuras energéticas, sistemas de abastecimiento de agua, redes de transporte, carreteras y puentes.

«El pago de esta ayuda se produce después de que la Comisión constatara el 25 de julio que Ucrania seguía avanzando satisfactoriamente en la aplicación de las condiciones políticas acordadas y cumplía los requisitos de información, cuyo objetivo es garantizar un uso transparente y eficiente de los fondos. Ucrania ha logrado avances importantes en la mejora de la estabilidad financiera, el fortalecimiento del Estado de Derecho, la mejora de su sistema de gas, el fomento de la eficiencia energética y la promoción de un mejor clima empresarial», destacó la Comisión en un comunicado.

«Estamos movilizando todos nuestros esfuerzos para ayudar a Ucrania. Hoy hemos abonado otros 1.500 millones de euros de ayuda al país, que se enfrenta a la brutal guerra de agresión de Rusia y trabaja en la restauración de sus infraestructuras. Y nuestro apoyo se prolongará más allá de 2023. Seguiremos apoyando decididamente a Ucrania, con una ayuda de hasta 50.000 millones de euros propuesta para el período 2024-2027», destacó la presidenta, Ursula von der Leyen.

Quizás también te interese:  La Crisis de la Censura en China: Google y el Retiro de Operaciones

En total, desde el inicio de la guerra, el apoyo a Ucrania y a los ucranianos asciende a 76.000 millones de euros. Esto incluye el apoyo financiero, el humanitario, el presupuesto de emergencia y la ayuda militar a Ucrania por parte de la UE, de los Estados miembros y de las instituciones financieras europeas, así como los recursos puestos a disposición para ayudar a los Estados miembros a atender las necesidades de los ucranianos que huyen de la guerra.