Xiaomi ha presentado su nuevo teléfono móvil 11T Pro. El dispositivo, de altas prestaciones y con función de carga rápida, se ofrece a un precio comparativamente bajo, lo que lo sitúa entre la gama media alta y la clase alta baja.

La versión básica del 11T Pro, con 128 gigabytes de memoria y 8 gigabytes de RAM, equipa mucha tecnología de vanguardia: desde el procesador Snapdragon 888 con capacidad 5G hasta la pantalla AMOLED (6,67 pulgadas) con frecuencia de refresco adaptativa (120 hercios), pantalla de alto contraste (Dolby Vision y HDR10+) y 1.000 nits de luminosidad, pasando por el cargador rápido de 120 vatios. Según el fabricante, el móvil puede recargar completamente la batería (5.000 mAh) en 17 minutos.

Con la cámara principal (f/1,75), equipada con un sensor de 108 megapíxeles que puede grabar vídeos 4K en HDR10+, Xiaomi apuesta por varios efectos de película y un zoom de audio. Un micrófono adicional en el módulo de la cámara también acerca el sonido al hacer zoom. La conectividad está garantizada, entre otros, a través de WiFi 6, Bluetooth 5.2 y un chip NFC. También hay altavoces estéreo en la carcasa.

Aquellos usuarios que puedan tolerar una pizca menos de rendimiento, así como renunciar a algunas características de la pantalla como Dolby Vision o un sonido certificado por el líder en tecnología de audio Harman Kardon, pueden recurrir por un precio más módico a la variante 11T, externamente idéntica y equipada con la misma cámara y con un procesador Mediatek igualmente potente (Dimensity 1200 Ultra). En esta configuración, sin embargo, la carga es «solo» a 67 vatios, lo que se supone que lleva la batería al 100 por ciento en 36 minutos.

Quizás también te interese:  Modelos de ahorro para las empresas en épocas difíciles

Estos móviles con Android 11 preinstalado saldrán a la venta a principios de octubre. Xiaomi promete al menos tres años de actualizaciones para el sistema operativo y ofrecerá actualizaciones de seguridad durante cuatro años como mínimo.

Fuente: dpa