MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

DigitalES, la patronal que integra a los principales operadores de telecomunicaciones en España, ha planteado una batería de 82 propuestas a los partidos que concurren a las próximas elecciones generales.

En el ámbito de las Administraciones, la asociación que preside Eduardo Serra defiende el despliegue de un plan de ‘upskilling’ y ‘reskilling’ del personal, un impulso al ‘cloud’ de las Administraciones públicas y la simplificación de las sedes y plataformas electrónicas de la Administración General del Estado.

En el ámbito de las pymes, DigitalES defiende la incorporación de empresas de 50 a 250 empleados en el programa Kit Digital, la simplificación de procesos y documentación para la presentación de las pymes a los programas de digitalización, o nuevos incentivos fiscales por la inversión en digitalización.

Para el empuje de la conectividad en España, la patronal solicita simplificar y digitalizar los procedimientos administrativos para obtener permisos y licencias asociados al despliegue, potenciar los mecanismos de colaboración público-privada para la extensión del despliegue de las redes de 5G a las zonas rurales y aisladas, así como medidas de fomento de la demanda de conectividad de banda ancha, como por ejemplo un plan para la adopción temprana de las nuevas redes de fibra y de 5G.

Otras prioridades para la próxima legislatura, para DigitalES, son reducir las cargas tributarias (estatales, autonómicas y locales) que impactan negativamente en el desarrollo digital de las empresas, y del sector telco en particular, reforzar la ciberseguridad dentro de los planes de formación académicos de enseñanza básica y media, mejorar el actual sistema de incentivos fiscales para la I+D+i, fomentar el desarrollo de regulatory sandboxes, y facilitar la creación de nuevos centros de datos y fomentar la utilización de los ya existentes.

Quizás también te interese:  El Gobierno subvenciona formaciones para mayores en trámites digitales

«España cuenta en la actualidad con una de las mejores redes de conectividad del mundo, gracias a las inversiones acometidas por la industria, incluso durante los años más difíciles, pero también gracias a una regulación que ha aportado seguridad jurídica a las empresas, y a unas políticas públicas que han sabido complementar e incentivar de manera efectiva los despliegues en municipios más pequeños y rurales. Esta fórmula de colaboración público-privada, que se ha demostrado exitosa en el ámbito de los despliegues, puede extenderse a todos los restantes ámbitos de la digitalización», resume Calvo-Sotelo.