MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

WhatsApp se compromete a informar «mejor» a sus usuarios así como a «respetar» sus elecciones en torno a las actualizaciones de contratos en la UE.

Así lo precisó este lunes la Comisión Europea en un comunicado en el que puntualizó que, tras un diálogo con las autoridades de protección al consumidor de la UE y la Comisión Europea coordinado por la Agencia Sueca del Consumidor y la Comisión Irlandesa de Competencia y Protección del Consumidor y «facilitado» por la propia Comisión, la multinacional se «comprometió» a «ser más transparente sobre los cambios en sus términos de servicio».

Además, la compañía «facilitará» que los usuarios rechacen actualizaciones «cuando no estén de acuerdo con ellas», al tiempo que explicará «claramente cuándo dicho rechazo hace que el usuario ya no pueda usar sus servicios». En paralelo, la compañía confirmó que los datos personales de los usuarios no se compartirán con terceros u otras empresas de Meta, incluido Facebook, con fines publicitarios.

A este respecto, el comisario de Justicia, Didier Reynders, agradeció los «compromisos» de WhatsApp de «cambiar sus prácticas para cumplir con las normas de la UE, informar activamente a los usuarios sobre cualquier cambio en su contrato y respetar sus elecciones en lugar de preguntarles cada vez que abren la aplicación». «Los consumidores tienen derecho a comprender qué es lo que aceptan y qué implica concretamente esa elección, para que puedan decidir si quieren seguir usando la plataforma», sentenció.

El Ejecutivo comunitario envió por primera vez una carta a WhatsApp en enero de 2022 tras una alerta de la Organización Europea de Consumidores (BEUC) y ocho de sus asociaciones miembros sobre «supuestas prácticas desleales» en el contexto de las actualizaciones de WhatsApp a sus términos de servicio y política de privacidad y en junio envió una segunda misiva en la que reiteró su solicitud de que los consumidores estén «claramente informados» sobre el modelo de negocios de la empresa y, en particular, si la compañía obtiene ingresos de las políticas comerciales relacionadas con los datos personales de los usuarios.

Quizás también te interese:  La Estrategia de Google en Educación: Chromebooks en las Aulas

Para futuras actualizaciones de políticas, WhatsApp se compromete a explicar qué cambios pretende hacer a los contratos de los usuarios y cómo podrían afectar a sus derechos así como a incluir la posibilidad de rechazar los términos de servicio actualizados al igual que la posibilidad de aceptarlos.

Además, se asegurará de que las notificaciones que informan sobre las actualizaciones se pueden descartar y de que la revisión de las actualizaciones se puede retrasar, así como de respetar las elecciones de los usuarios y de «abstenerse de enviar notificaciones recurrentes».

La Red de Cooperación para la Protección del Consumidor monitoreará «activamente» cómo WhatsApp implementa estos compromisos cuando actualice sus políticas en el futuro y, «cuando sea necesario, hará cumplir el cumplimiento, incluso mediante la posibilidad de imponer multas», según la Comisión.