MADRID/JAÉN, 14 (SERVIMEDIA)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió este sábado que la limitación al precio del gas natural aprobada ayer en el Consejo de Ministros es un ejemplo de la política sana» que «antepone el interés general» frente a «los ruidos y turbulencias».

En un acto celebrado en el colegio San Isidro de Torredelcampo (Jaén), donde protagonizó su debut en la precampaña electoral de las elecciones andaluzas, Sánchez consideró que esta medida es una «muy buena noticia» para las familias y las empresas y, «sobre todo», para las pymes.

Defendió que «no es fruto de una decisión que unilateralmente haya tomado el Gobierno», sino de un trabajo «muy laborioso» que ha desempeñado el Ejecutivo «en todos los frentes, a escala nacional y también a escala europea».

En paralelo, subrayó que esta «palanca europea» reducirá el coste de la factura de la luz de los hogares entre un 15% y un 30%, y beneficiará a 30 millones de ciudadanos.

Para hacer énfasis en la importancia de esta medida, Sánchez dijo que todos los días recibe un «reporte diario» de los mensajes que le mandan los españoles y aseguró que la «mayor angustia» que le transmiten es el «precio del coste de la vida» y, por tanto, el coste de los suministros energéticos.

En este sentido, aprovechó para recordar la aprobación del plan económico frente a las consecuencias de la guerra y enumeró sus medidas, entre ellas, la subvención de la gasolina de 20 céntimos por litro, la ampliación de la cobertura del bono social y las ayudas directas a los sectores más afectados por la guerra de Ucrania.

Quizás también te interese:  El Grupo Social ONCE y la Plataforma del Tercer Sector celebran la jornada 'Gobiernos digitales y accesibles: un reto pendiente'

Manifestó que, con estas iniciativas, el Ejecutivo reivindica «la política sana» que «antepone el interés general» frente a «los ruidos y turbulencias», y reprochó a la «derecha y la ultraderecha» su voto en contra en el Congreso. En esta línea, acusó a estos partidos de ejercer la «política malsana» que «siempre practica en la oposición» y de anteponer «sus intereses partidistas» para «atropellar los intereses generales de los ciudadanos».

«A los ciudadanos lo que les preocupa la factura de la luz y por eso hemos decidido topar el precio del gas. Y esa es la gran lección que tenemos que extraer de la decisión que tomamos ayer, porque el Gobierno de España, cuando ha tenido que optar, siempre ha elegido proteger a las familias, empresas e industrias, frente a, por cierto, algunas declaraciones de listillos que se pasan de listos», concluyó Sánchez.