MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

Minsait, compañía de Indra, ha desarrollado diversas herramientas y soluciones tecnológicas destinadas a facilitar la transformación digital de la justicia.

«La justicia es uno de los pilares del Estado de Derecho y, como servicio público, debe estar preparada para adecuarse a la evolución de la sociedad, que demanda mayor proximidad y transparencia», explica el responsable del Centro de Excelencia en Justicia de Minsait, Miguel Ángel de la Pisa, que cree que por ello es «es imprescindible situar en el centro de su transformación a las personas, ya que son la palanca necesaria para lograr evolucionar con resultados satisfactorios».

Minsait ha publicado el informe ‘Transformación Digital en la Administración de Justicia. Innovación y Modernización’. La compañía considera que es fundamental incentivar la formación y capacitación de los profesionales del Servicio Público de Justicia para incrementar sus competencias digitales y ayudarles a mejorar el desempeño de su actividad, que constituye un impacto «directo en la eficiencia y eficacia del servicio, así como en la calidad de los datos y la productividad». Del mismo modo, la ciudadanía debe contar con un acceso que reduzca su posible brecha digital y recursos que le permitan mantener una relación directa, telemática y eficaz con la Administración de Justicia.

En la evolución del sistema judicial, Minsait visualiza la creación de un «ecosistema digital integrado de justicia» que comparte datos entre los diferentes sistemas y fuentes de información, externas e internas a la Administración, con un uso intensivo de tecnología Big Data. En este contexto, además, tomará gran valor la analítica de datos, puesto que facilitará la extracción de valor en el tratamiento de esa información. «La tecnología actual permite evolucionar hacia sistemas que nos pueden aportar predictibilidad sobre escenarios futuros, con un alto grado de acierto a partir de la identificación de patrones, modelos o tendencias», subraya Miguel Ángel de la Pisa.

Quizás también te interese:  La Contribución de Google al Código Abierto: Proyectos como Android y Chromium

Del mismo modo, desde la compañía apuestan por una «automatización judicial inteligente», donde tecnologías como la automatización o la inteligencia artificial sean el medio para agilizar procedimientos judiciales, reducir errores y costes, así como para extender la disponibilidad y optimizar los recursos, consiguiendo de esta manera emplear de forma más eficiente a los profesionales y potenciar sus capacidades.

Minsait prevé además que técnicas como el procesamiento del lenguaje natural y la minería de datos se convertirán en el recurso más solvente para la obtención de información a partir de los millones de documentos disponibles en el Servicio Público de Justicia. Su combinación permitirá crear herramientas que sirvan de apoyo en la toma de decisiones de jueces y juezas, fiscales y cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia.

Por otra parte, para la compañía tecnológica, la ciberseguridad debe ser un elemento transversal a la digitalización, más aún en un servicio tan estratégico para la sociedad como es la Justicia. «El objetivo es asegurar a las personas, las infraestructuras, la información y el propio Servicio Público de Justicia su protección de posibles ciberataques, con el fin de garantizar su estabilidad y continuidad», sentencia el responsable del equipo del Centro de Excelencia de Justicia de Minsait.

La compañía cuenta con las tecnologías más avanzadas para disminuir significativamente los tiempos de tramitación de las causas judiciales y sus soluciones han hecho posible un descenso de más del 15% en las quejas, reclamaciones y sugerencias de los usuarios de la justicia; reducciones del 60% en los desplazamientos de profesionales a los juzgados o del 53% en el número de horas que los funcionarios dedican a los trámites de interoperabilidad o intercambio de información entre los distintos sistemas involucrados en la administración de justicia.