– Según una encuesta de la OCU

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Los españoles que utilizan Internet para adquirir productos han tenido «problemas» con el 13% de los cinco últimos artículos que han comprado a través de este canal y los retrasos respecto a la fecha de entrega son el «más habitual», con el 4% del total.

Así lo desvela una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre la facilidad de uso de las webs, la variedad de productos que ofrecen, su descripción, el nivel de precios o las incidencias a partir de cerca de 30.000 opiniones, según precisó este lunes la entidad en un comunicado.

A tenor de los resultados de la consulta, a los problemas con los retrasos les siguen la llegada de productos dañados (2%) o distintos a los descritos en la web (2%), si bien, en caso de contratiempos, «no suele haber excesivas dificultades para devolver el producto y obtener el reembolso de la compra», tal y como aseguró la organización de consumidores.

Los problemas son «más habituales» en los grandes ‘market places’ multiproducto, que venden tanto productos propios como de otras marcas, mientras las webs especializadas en ropa y deportes son las que generan «menos conflictos».

En el primer caso, la entidad juzgó «aconsejable» comprobar «quién es el verdadero vendedor», al entender que será el responsable de la entrega y «responderá de las reclamaciones o la garantía».

La encuesta también recoge la satisfacción de los usuarios con las páginas web donde adquirieron algún producto y la organización explicó que el ‘ranking’ lo «lideran» Madrid Hifi, Apple, Cartucho.es, Perfumes Club y Nespresso. La OCU «complementa» esta experiencia de los usuarios con un análisis de la calidad de la información que ofrecen y las condiciones generales de contratación con el fin de «identificar» aquellas tiendas que «más garantías ofrecen».

Quizás también te interese:  Analistas de sistemas en Zamora: Descubre las oportunidades laborales y las habilidades requeridas para triunfar en esta industria en auge

En cualquier caso, recordó que el consumidor tiene un plazo de 14 días naturales para devolver el producto «sin explicación ni coste alguno», salvo que se estipule que los gastos de devolución «corren a cuenta del comprador».

En cuanto a la garantía de compra, subrayó que es de tres años, la misma que para un producto adquirido en una tienda física.