– El Departamento de Trabajo de EEUU pide evitar que las nuevas tecnologías discriminen a las personas con discapacidad en el mundo laboral

MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA/MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El director de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Stefano Scarpetta, urgió este viernes a analizar y actuar ante el impacto de la inteligencia artificial (IA) en el mundo del trabajo para no «ir por detrás» y poder así ser «eficaces».

Scarpetta se expresó en estos términos en la cumbre ‘El futuro del trabajo y el diálogo social’, que se celebra en Santiago de Compostela en el marco de la Presidencia española de la Unión Europea, con la participación de los ministros de Empleo de la UE.

«Ahora mismo tenemos que seguir actualizando nuestro enfoque con la IA. No creo que tengamos que esperar a recibir más información, porque si hacemos eso siempre vamos a ir por detrás y no vamos a ser eficaces», declaró el dirigente de la OCDE.

Scarpetta explicó que es el momento de pasar «de la teoría a la práctica» y recordó que en 2019 se aprobaron unos principios sobre uso «responsable» de la IA que ya han suscrito 46 países.

En este sentido, pidió abordar cuáles son los retos «principales» que, a su juicio, son la privacidad, la seguridad, la justicia, el respeto por los derechos laborales, garantizar la «rendición de cuentas» y la transparencia.

INVENTAR LA RUEDA

«Tampoco tenemos que inventar la rueda», añadió Scarpetta, defendiendo así que ya hay normativas en materia de derechos fundamentales que deben hacerse también respetar en el marco de las nuevas tecnologías. En su defecto, apostó por un «análisis de los riesgos que plantea» la IA, detectando posibles carencias en el marco legislativo y corregirlas.

También recordó que un estudio reciente de la OCDE alerta de que tres de cada cinco trabajadores están preocupados por el futuro de su empleo ante la IA, especialmente en los puestos de menor cualificación.

Quizás también te interese:  Google Books Ngram Viewer: Analiza la Frecuencia de Palabras en Libros

Por su parte, el director ejecutivo de la Autoridad Laboral Europea, Cosmin Boiangiu, reconoció que el marco normativo es «muy complejo» en la UE al englobar 27 países. No obstante, resaltó que las nuevas tecnologías deberían utilizarse a favor de las necesidades de la economía y los trabajadores, ayudando a que estos últimos puedan recibir información.

OFERTA Y DEMANDA DE TRABAJO

Asimismo, comentó que la IA puede servir para «unir y emparejar» mucho mejor las ofertas de trabajo existentes con las personas que demandan encontrar un empleo.

Entretanto, el viceprimer ministro y titular de Economía y Trabajo de Bélgica, Pierre-Yves Dermagne, afirmó que a priori las nuevas tecnologías son «neutras» y el hecho de que sean positivas o negativas depende del uso que se haga de las mismas. Igualmente, señaló que el mundo del empleo «se va a trastocar completamente con la llegada de la IA» tanto en calidad como en cantidad.

En este punto, el viceprimer ministro belga manifestó que «Europa no lo puede hacer sola» y se necesita «colaboración con nuestros amigos de Estados Unidos».

Precisamente, la subsecretaria adjunta del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, Thea Lee, destacó la necesidad de actuar para evitar que se produzcan situaciones de «discriminación» por razón de discapacidad en el mercado de trabajo con la irrupción de la inteligencia artificial (IA) y por el modo en que operan los algoritmos.

Además, reconoció la importancia de sindicatos y patronal para tratar los retos de la IA en el mercado laboral y reconoció que Europa está más avanzada en diálogo social.

«Nuestro diálogo social está menos desarrollado que el europeo, no es ningún secreto», dijo esta dirigente del Gobierno de EEUU.