MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, defendió este miércoles en Italia una transición a una sociedad digital en la que la innovación esté al servicio de las personas y del bien común, y en la que se fomente una inteligencia artificial que mejore la vida de las personas trabajadoras.

Invitada como impulsora de la una legislación pionera a nivel laboral en el ámbito de las plataformas de reparto, la conocida como ‘Ley rider’, Díaz participó este miércoles en Roma en la jornada ‘Aspectos transnacionales del Trabajo en Plataformas’, organizada por la Autoridad Laboral Europea (ELA) en colaboración con el Ministerio de Trabajo y Políticas Sociales de Italia.

Díaz destacó que la gobernanza compartida de la tecnología que promueve la ‘Ley rider’ ha conseguido otorgar seguridad jurídica adaptando el derecho del trabajo al siglo XXI. Lo hace blindando el carácter laboral del trabajo en plataformas de distribución y estableciendo un nuevo derecho a la información algorítmica para las personas trabajadoras. «Así se confirma un derecho de representación universal, que se refiere a todo tipo de empresas, sean o no plataformas», subrayó.

REUNIÓN TRILATERAL

Los derechos de trabajadores de plataformas digitales se abordaron también en una reunión trilateral que Díaz mantuvo con su homólogo italiano, Andrea Orlando, y con el comisario de Empleo y Derechos Sociales de la Unión Europea (UE), Nicolas Schmit, con quienes analizó la propuesta de Directiva de trabajo de plataformas presentada por la Comisión Europea.

La vicepresidenta defendió que la Directiva sea lo más ambiciosa posible, que profundice en la garantía de transparencia y en proteger la presunción de laboralidad, pero también incidió en que se tiene que trabajar para que las personas trabajadoras no asuman la carga de la prueba de la laboralidad.

En este sentido, insistió en la necesidad de que «la tecnología esté al servicio de las personas y de una transparencia algorítmica que redunde en el bien común, en políticas laborales que promuevan salarios dignos e igualdad real entre las personas sin descuidar la prevención de riesgos laborales».

Así, exigió dar una nueva orientación al desarrollo tecnológico para que dé solución a las «cuestiones sociales y medioambientales más acuciantes de nuestra época, desde la crisis climática, pasando por una transición energética justa o los desafíos de la sanidad pública».

Quizás también te interese:  Guía completa de campañas SEM en Avilés: maximiza tus resultados en marketing online

INSPECCIÓN

Por otro lado, la ministra de Trabajo y su homólogo italiano firmaron, además, una Declaración de Intenciones entre las Inspecciones de Trabajo de España y de Italia para reforzar la cooperación bilateral en esta área.

El objetivo de esta declaración es no solo promover el trabajo decente, proteger mejor los derechos de las personas trabajadoras y favorecer la competencia libre entre empresas, sino también incrementar la cooperación bilateral en la lucha contra irregularidades transfronterizas, incluyendo la posibilidad de desarrollar investigaciones coordinadas sobre empresas cuyas sedes legales, unidades operativas, plataformas tecnológicas o actividades laborales se desarrollen o tengan alguna relevancia en los territorios nacionales, según informó el Ministerio de Trabajo.

Por otro lado, Díaz también se reunió con el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos, Luca Visentini, con quien trató la reciente aprobación por parte de la Unión Europea de la Directiva sobre salarios mínimos.

También hablaron sobre las plataformas y un posible acuerdo de diálogo social europeo sobre el teletrabajo, la desconexión digital y las orientaciones generales de la Directiva que promueve la presencia equilibrada de las mujeres en los consejos de administración de las empresas, así como sobre intensificar los esfuerzos para avanzar en una Europa más social.

Finalmente, la vicepresidenta mantuvo un encuentro con el próximo director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Gilbert Houngbo, que asumirá el cargo el próximo 1 de octubre.

En la reunión, Díaz puso en valor el alto nivel de cooperación que existe actualmente entre España y la OIT, así como los esfuerzos desplegados para ratificar los convenios de la organización. De hecho, recordó que España ha pasado a ser el país que más convenios ha ratificado a nivel global.

Por su parte, según Trabajo, Díaz recibió de Houngbo el apoyo a la reforma laboral y a las distintas medidas que se han puesto en marcha para lograr cambios estructurales en el mercado de trabajo español.