MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

La eurodiputada de Ciudadanos Maite Pagazaurtundua reclamó este jueves a Bruselas que las grandes empresas tecnológicas estén obligadas a colaborar en determinados aspectos para proteger a los niños de los riesgos de Internet, porque se ha demostrado que «la voluntariedad no es suficiente».

«Las grandes tecnológicas saben de las adicciones de menores y evitan intencionadamente compartir y publicar los datos porque no quieren afectar ni un céntimo su modelo de negocio. La colaboración con el legislador en temas tan importantes no puede ser voluntaria ni optativa», defendió.

Pagazaurtundua intervino en el Pleno de Estrasburgo en defensa de una resolución aprobada por el Parlamento Europeo sobre la nueva estrategia europea para un mejor Internet para los niños. Entre otros muchos aspectos, la resolución apuesta por reforzar el trabajo contra los abusos sexuales de menores, incluida la captación de menores en línea.

Al respecto, la eurodiputada expuso los escándalos conocidos en España por el uso de imágenes falsas generadas por inteligencia artificial que representan a menores en conductas sexualmente explícitas o que afectan a su intimidad y la sextorsión aparejada, como el caso de Almendralejo.

«Son solo una muestra de todos los riesgos que enfrentamos. La revolución tecnológica nos ha pillado a los adultos sin libro de instrucciones y sin saber bien cómo proteger a los más pequeños de los riesgos que también conlleva. Y debemos ser rápidos y acertar», subrayó la eurodiputada de Ciudadanos.

Con respecto a las adicciones de los menores, Pagazaurtundua denunció que las grandes tecnológicas saben que «este problema existe» y tienen datos, pero «no los comparten voluntariamente y no están obligadas a ello». De hecho, explicó que el propio Parlamento Europeo lleva un año esperando información solicitada.

Quizás también te interese:  Fundación Telefónica une a las personas mayores con la era digital a través del proyecto 'Reconectados'